Reflexiones con caballos

Hoy recibí mucho más de lo que esperaba. No tenía muy claros cuales eran los planes para el día, pero la providencia se encargó de ellos de forma magistral. Me siento afortunado y doy gracias por ello.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer tuya una habitación de un motel? El tiempo que tardo en quitarme los zapatos y conectar internet.

Este viaje a USA me está permitiendo recolocar todo lo que en este loco año se movió de sitio. Vuelvo al origen, quizás con más experiencia pero mucho más pausado. Con menos lastre. Asimilando desde la perspectiva que imprime la distancia temporal todo lo vivido en Sudamérica. Aceptando mis aciertos y mis errores y también sus consecuencias. ¿Pero acaso no partía de la base de mi imperfección? ¿Cómo podía calcular las consecuencias de cruzar zonas emocionalmente vírgenes?  Me fue difícil canalizar las emociones. Ahora lo sé, nada más que eso.  

En pocos lugares he encontrado gente tan agradable como en el sur de USA.

Por suerte, una emisora donde no ponen villancicos KOB 93.3 Mhz

Yo conocí unos brazos que fueron mi casa, mi descanso y mi sueño. Y a mi ángel le puse su nombre “La Vane”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en USA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s