Pintura boliviana

Inicio del proceso creativo del artista.

Tan solo a ella, la del retrato, le habló de amores. Y ella, no le creyó.Y el artista la pintó. Y a la morocha le alisó el cabello, porque no sabía dibujar rizos. Y sus labios y sus ojos se los sabía de memoria. Y le puso una sonrisa.

Y siguió sin creerle.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sudamérica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s