Ilegal camino a Bolivia

Llegar a Filadelfia no es difícil, uno toma un colectivo a las 2 de la tarde en Asunción y entre las 8 y las 9 de la noche, llega a destino. Salir en dirección a Bolivia, ya es otra cosa. Primero he de tomar el colectivo acá delante de mi hospedaje, pero claro, le debo indicar que pare, porque de lo contrario pasará de largo. Después de una hora aproximadamente, me dejará en Mariscal. En teoría puedo pedirle al conductor que me deje en inmigración, y es que allí se debe sellar el pasaporte.  Aún faltan 200 kilómetros para llegar a la frontera boliviana, pero este es el último puesto para hacerlo. Y ahí es donde tengo otro problema. No tengo sello de entrada en el Paraguay. Son las cosas que pasan cuando uno entra por Ciudad del Este, que el colectivo ni siquiera para en aduana. En Asunción intenté regularizar mi situación de ilegal en el país, pero nada, que lo solucione cuando vaya a salir, me dijeron. Así, que depende del tocapelotas que me encuentre, la coima puede salirme cara. Y con todo esto, aún debo esperar a que llegue el colectivo que me debe llevar a Santa Cruz en unas 14 horas. Y ese pasará entre las 3 y las 4 de mañana. ¡Así que paciencia y un buen libro¡

Pero hoy es un buen día en Filadelfia, ayer llovió, y eso siempre es bueno, a pesar de que las calles se pongan así:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sudamérica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s