Buenos Aires

Vayamos por partes. Creo que antes que yo les cuente nada lo mejor sería que lo haga una porteña. Así ve Buenos Aires una porteña afincada en Barcelona. Leerlo es un lujo.

Buenos Aires ¿ciudad o sentimiento?

Empecemos con los datos estadísticos que nos permiten afirmar que hay aprox. 3 millones y medio de habitantes, pero con la periferia se hacen 13 millones lo que la coloca en las 20 ciudades más grandes del mundo. No olviden que tenemos la avenida más ancha del mundo, la 9 de Julio, la calle más larga Rivadavia más de 15000 números y decimos que el río con las aguas de color de león, el de la Plata, es el más ancho del mundo. Además un estudio holandés estableció que los argentinos tienen un puesto 13 en el ranking de la felicidad mundial, sobre 140 países. Creo que hasta altura están pillando porque hablo de los sentimientos.

Nunca, nunca hagan lo que hace EL PAIS de llamarnos bonaerenses. Somos porteños, por favor. La  Argentina tiene 24 estados autónomos y nuestros límites son el Rio de la Plata, el Riachuelo (uno de los más contaminados del mundo) y una autopista la Gral. Paz, que es nuestro límite con la Provincia de Buenos Aires (con la dimensión de España) donde viven los …bonaerenses. Desde 1994 se la denomina Ciudad Autónoma y para muchos sigue siendo la Capital Federal, donde conviven el Parlamento, Gobierno, y la Justicia Nacional y Provincial. Hubo una época de esplendor, ficticio por supuesto, en que íbamos de compras a Miami, y nos llamaban los  “deme dos”. Es que hasta las instituciones nos gustan por dos.

Los españoles construían las ciudades con una plaza central – la de Mayo que conmemora cuando nos liberamos de los reyes de España, un Cabildo (está reconstruido) y la Catedral. Todo con forma de damero y las manzanas son cuadradas y a cada lado le corresponden 100 números en ascenso. Y corren de Norte a Sur y de Este a Oeste .Con solo mirar el número en una puerta, que son obligatorios , iguales y de chapa blanca provisto por  el Municipio, se sabe cuánta marcha falta para llegar a una dirección en esa calle.  La mayoría de las esquinas tiene además de la chapa carteles denominando la intersección de las calles. Y todo es plano, no hay ni “arriba ni abajo” en ninguna calle. Recuerden los “sentimientos “cuando  la que esto escribe iba a barrios  del lado montaña a buscar un domicilio. Y ahora debo de decirles que cada década de esta ciudad es como una nueva fundación. Nos fundaron DOS VECES, porque en la primera los autóctonos se comieron a los invasores. Estos con el correr del tiempo les devolvieron la atención y prácticamente los únicos indígenas son extranjeros. NOSOTROS VENIMOS DE LOS BARCOS.

Y yo les puedo contar varias visiones, y por supuesto varias décadas, la de niña- en que las avenidas eran casi todas con dos sentidos, pasaba el tranvía por toda la ciudad, y en cada esquina había una garita desde la cual un policía dirigía el tránsito. Por supuesto, los vendedores, venían con carros propulsados por caballos, que vendían el hielo, verduras, la leche, animales vivos, que mi abuela asturiana mataba, con la misma gracia con que prendía el fuego para cocinar. Ah, y mi abuelo era cochero de pompas fúnebres y lo estacionaba en la puerta y todos los chicos nos subíamos, y jugábamos a estar muertos ahí dentro. Luego la ciudad se llenó de trolebuses y el mundo era tan dulce, que cuando volvía del colegio de noche, me dejaban en la puerta de mi casa, para que no tomara frío. Cuando comencé a estudiar había una sola Universidad, la de Buenos Aires, “gratuita y abierta al pueblo”, con un nivel de excelencia académica, pero ante la presión de la Iglesia se abrieron las privadas y hoy conviven más de 20 y varias de ellas expiden títulos habilitantes en EE UU. Una característica es la cantidad de árboles y de colores de las flores de estos. Hay grandes parques, no los suficientes, pero también pequeñas plazas públicas. Los edificios más bonitos, fueron edificados entre el final del siglo XIX y principios del XX. La oligarquía mandaba los barcos llenos de trigo y de carne salada y volvían cargados de todo tipo de material para la construcción. La Estación de trenes de Constitución se confeccionó como copia de la Victoria Station, de Londres, hasta con tornillos ingleses. Y en el “Secreto de tus ojos” película filmada en el palacio de Justicia, el suelo es de mosaicos venecianos, a los que puedo dibujar con ojos cerrados, porque es muy especial. O el palacio Errázuriz fue hecho también con todos los materiales europeos y John Sergent fue el responsable de su obra, como así también del cuadro de la Pepa Gómez Errázuriz, que lo hizo venir para que la pintara. También el Teatro Colón templo de la ópera, tenía mil detalles maravillosos, su acústica solo superada por la Scala de Milán y todos los cantantes del mundo que en el verano europeo se iban a vivir a Baires, por tres meses, llevando la compañía completa con los decorados incluidos.

Eso sí poco a poco, la llegada de la gente del campo a la ciudad, la de los habitantes de los países  limítrofes (en  2008 se legalizó la documentación de 184.000 extranjeros solo en Baires) todos en busca de trabajo llevaron a la creación de “villas miseria” cast. Chabolas. He leído que hasta ofrecen visitas turísticas, al igual que en Rio de Janeiro. Pero lo cierto que al estar situadas dentro de la ciudad, algunas en barrios cercanos al Riachuelo, pero otras como a la 31, cercanas a Palermo Chico y Recoleta que son los barrios con más glamour de la ciudad, permiten a los trabajadores un desplazamiento más barato y rápido. Ni los militares con su plan de erradicación de las villas y la matanza de la mayoría de sus dirigentes pudieron eliminarlos. En general en la actualidad se trata de mejorar esas viviendas. Pues también consiguen luz, agua y televisión por cable “colgándose”. Eso permite que todos esos productos les lleguen casi gratuitamente. Hay una leyenda urbana que dice que con un “alambrecito” todo se arregla.

Amamos los diminutivos y los apodos. En la familia de mi madre eran la Gorda, el Picuco, la Poroncha, el Nene, el Peti, (a los bajos se los llama petizos),el Pelado, el Flaco y los gallegos (teníamos tantos ibéricos) los tanos (por napolitanos) todos los itálicos, los rusos (todos los judíos) los turcos (todos los árabes) los gringos (yanquis) los cabecitas (nuestros provincianos) los bolitas (bolivianos) los paraguas (paraguayos). Finalmente mi madre era la Negra, yo la gallega negra y mi hija la Negrita. Y ahora cerraríamos con los 100 barrios que son solo de un tango, pero dividiendo por el famoso dos son solo 48 y han ido también cambiando. La Boca –italiano- es una República,  Belgrano un País, el Once, que era el tradicional barrio de comercio y vivienda judío hoy es de los coreanos, y en un costado de Belgrano se extiende un Chinatown. Palermo, tradicional, se ha transformado en Palermo Soho y Palermo Hollywood. Nunca miramos hacia el Rio y en una zona del puerto en terrenos asentados y ganados al agua, se encuentra hoy el barrio más caro de toda la ciudad, con precios por m2 comparables a Nueva York. La avenida Corrientes, “la calle que nunca duerme”, pues puedes comer lo que quieras y también comprar libros a cualquier hora y que era el eje de los espectáculos se ha desmadrado y hoy puedes ver teatro en salones de casas, en pisos de departamentos, en viejos galpones de frutas, en cines actualizados como tales, y en cualquier barrio, es tanto que según los momentos hay más espectáculos teatrales numéricamente hablando que en Manhattan. Musicales, experimentales, teatro en inglés, teatros municipales con muchas salas funcionando a la vez, varias de ópera, de ballet, y la actual moda furor del tango. Tengo que aclarar que cuando yo era joven y me gustaba la política, solo nos gustaba la música del interior del país, y el tango era para los “otros”. Los intelectuales no estábamos para eso Mi madre la única argentina, de toda mi familia, pues todos con bisabuela incluida eran españoles, bailaba a la tarde los domingos en la casa de mis tíos escuchando la radio.

Me preguntareis como se desplaza la gente por esas inmensidades. El primer medio es de autobuses, llamados colectivos, que cuenta con 135 líneas que no solo conectan la ciudad sino con todos los puntos del Gran Bs As. Son privadas, se dan por concesión y tienen OBLIGATORIEDAD DE TRANSPORTE NOCTURNO, o les quitan las autorizaciones, que cuestan mucho dinero, y de ese modo sencillo por poco dinero te trasladas de un lado a otro las 24 hs. Me dirán que de noche van con menos frecuencia que de día, pero andan  y las 6 líneas de metro, llamado subterráneo, cast. , desde que yo era niña, cerraban a la 1 de la mañana. Hay líneas de trenes que aun atraviesan la ciudad, el taxi es muy económico, o sea que hay gente a toda hora por todos lados. Durante el periodo militar, o con la inseguridad de la crisis económica se habían retirado a sus casas, pero hoy la circulación nocturna se ha restablecido. Hay una ley la 1420 de enseñanza laica y gratuita. En mi infancia la buena enseñanza era la estatal a los colegios religiosos, que eran pagos iban los más duros de mollera, porque como los padres pagaban podían promocionarlos. Hoy eso ha cambiado y sé que se ha destrozado, como tantas otras cosas la enseñanza pública, pero no obstante sigue siendo eficaz hasta en la clase media.

La elección gastronómica es tan amplia como el espectro de los barcos que nos trajeron. Galicia debe tener unos 15 restaurantes zonales, el Casal de Catalunya tiene una comida moderada, el Centro Asturiano buenísima y el Club Español de la calle Bernardo de Irigoyen tiene lo mejor que se puedan imaginar. Igual los franceses, los suecos y noruegos en la zona de San Telmo, las exquisiteces italianas en la Boca, la comida árabe, armenia, todo es superlativo. Y ahora voy a aclarar algunos tópicos: no me gusta el tango, nunca tome un mate-mi mamá me lo prohibió por prevención médica, y hace 20 años que no como carne vacuna, porque sí, y porque no me gusta. Quizás sea bueno hacer un inciso con el famoso “corralito”. Al  no poder no sacar no solo los ahorros de los bancos, sino el dinero de las nóminas el caos nos invadió y hubo quien rompió los vidrios blindados de los bancos y solo consiguieron que los mismos se taparan con metales, pero. . . yo vivía a 30 calles de la zona bancaria y a 2 de una universidad. Los jóvenes vinieron con grandes ollas, hicieron fuego con leña en la mismísima Corrientes y comenzaron a pedir que la gente compartiera la comida que tuviera en sus casas y que los comercios hicieran donativos. Pasando durante todo el día con un plato y una cuchara comías sin un centavo. Y lo más loco y genial fue el Club del Trueque, a mí por mi tarea de abogada me pagaban con un papel con el que podía retirar un postre y hacerme la manicura. Multiplíquenlo por la cantidad de habitantes de la ciudad, y  a que los jóvenes tomaron locales por todos lados abandonados, en tren okupa donde funcionaban los clubes. Luego de unos meses y por iniciativa de los bancos, entraron milagrosamente a aparecer cheques falsos y se cortó el sistema.

Y sin entrar a hablar del peronismo y pidiendo por favor que no me lo expliquen, con esquemas españoles, les hablaré de nuestros mitos, Gardel que cada día canta mejor (que es bastante probable que fuera francés). Evita, eterna en el alma de su pueblo, muerta a los 33 años, cuyo velorio  multitudinario y la historia de sus restos pasaron a ser la intriga de varias novelas negras, Perón nuestro mito mayor porque sigue siendo origen de pasiones, y hace pocos años le robaron una mano al cadáver  y ahora mismo Kirchner, con una cola de 17 horas para pasar delante de un ataúd cerrado,(lo que permitió a nuestros ideólogos conspiracionistas afirmar que quizás el féretro estaba vacío y él había huido de su mujer) pero más querido que lo que lo fue nunca en su vida. Y si entre los vivos hablamos de  Diego o Maradona (como gusten) se completa el desfile de aquellos en quienes mi agnosticismo  me permite creer , como si fueran la fe revelada.

Finalmente, si van en tren turístico, en este momento hay escuelas y espectáculos de tango por toda la ciudad, y la carne es buena en todos lados, no es necesario ir a un lugar caro para comer bien.

Yo vivo hace 8 años en Barcelona y he viajado todos los años, y el primero fui dos veces, pero en el 2010 no he ido ¿se nota demasiado el sentimiento?

Carmen González

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sudamérica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Buenos Aires

  1. alex tuca dijo:

    Sergi…

    La descripción de Carmen de los porteños… extraordinaria…. Me han entrado ganas de ir a Baires….

    • Sergi dijo:

      Totalmente de acuerdo. Hace un tiempo que me la envió. La escribió para un club de lectura donde ella participa. Cada miembro se encarga de describir la ciudad donde se desarrolla la novela elegida, y a ella le toco Baires con una novela de Guillermo Orsi. Como sabía de mi intención de venir acá me lo envió y me gustó tanto que lo guarde. Ayer decidí publicarlo para que todos podamos disfrutar de esta descripción. Anoche lo leyó Luz, mi compañera de departamento, también porteña, y le encantó.
      Una abraçada Alex i gràcies per la felicitació.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s