Salvador Allende

Por qué anduvimos tanto tiempo. Creciendo para separarnos? P. Neruda. Museo Histórico Nacional.

Santiago, 11,00

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sudamérica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Salvador Allende

  1. Juanmi dijo:

    Què tal senyor!?

    Quin ritme portes!!!! No pares d’escriure!!!! Jo acabo d’arribar avui d’Argèlia i hem trobo una quantitat ingent d’articles. Et veig apassionat i me’n alegro.

    Per cert, la cançó és d’Ismael Serrano (Sabina també és un monstre).

    Una abraçada!!!

  2. Juanmi dijo:

    Què tal senyor!?

    Ja veig que no pares d’escriure i de cumplir els teus somnis. Me n’alegro.

    Només volia passar per aquí i enviar-te una abraçada i una cançó que m’agrada molt d’un cantant madrileny que m’agrada molt (encara que, com em diria l’Aitor, és una monyarrada, jeje). És una cançó que parla de Santiago, de La Moneda, de Victor Jara…. bàsicament de Xile…..

    Vine del norte buscando una canción y una cruz,
    y allí se cruzó un cometa, y en su estela estabas tú.
    En Madrid seguiría lloviendo, triste como lo dejé,
    y en Santiago con tus luces y su noviembre me quemé.

    Y fue después de un concierto, una noche en tu universidad,
    allí te encontré de nuevo, “Hoy te invito a carretear”.
    “Acepto gustoso tu oferta, sólo con una condición:
    que no se acabe esta noche y que no me enamore yo”.

    Andando por La Alameda, tú me empezaste a contar
    causas, azares y luchas, en estos días y al pasar
    por delante de La Moneda, tú tarareaste a Jara.
    Me miraste, “Así tan duro, tienes un aire a guevara”.

    Y entramos en un bareto, y allí alguien cantaba a Fito.
    “A este paso me enamoro, sólo me falta otro pisco”.
    “Déjate de historias, súbete ahí, y cántame una de Silvio”.
    “Sólo si me das un beso”, y todos cantaron conmigo.

    Salimos del bar borrachos, agarrados de la mano,
    y en la calle como siempre jodiendo andaban los pacos.
    Tú les gritaste “¡Asesinos!”, y los dos echamos a correr.
    Tú reías, y en tu risa yo me veía caer.

    Pero, “¿Dónde has estado este tiempo? Se hace tarde, vete a casa”,
    y en tu abrazo a lo lejos, creí oír a los Parra,
    cantando para nosotros. Será mejor que me vaya.
    Ahí quedé, solo, gritando, sin ti, “Te recuerdo, Amanda”.

    “Te recuerdo, Amanda”.

    Al tiempo llegué a mi norte, con una canción y una cruz,
    con la estela de un cometa, con tu mentira y con tu luz.
    En Madrid seguía lloviendo, tal como lo dejé,
    y en Santiago tantas cosas, hoy me muero por volver.

    Hoy me muero por volver.

    • Sergi dijo:

      Moltes gràcies. La lletra m’ha agradat molt. No serà Sabina? Em sembla que actua aquí a Santiago el proper mes. Ja no hi seré.
      Una abraçada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s