Nada más que un camino.

Asumo las circunstancias que me permiten este proyecto.

Me voy sin huir de nada. Lo hago sin acritud, con buena cara, sin dobles intenciones, sin tener que demostrar nada, sin objetivo, sin un fin, sin una fecha, casi sin una ruta. Ando con un libro y contigo en la memoria. Y con eso y mi ilusión me basta.

Tan solo es un sueño de juventud, aún no realizado. Una pequeña revolución contra el estancamiento, contra el inmovilismo. Un intentar no parar quieto. Saber que quieto no pasa nada. Que la evolución está en el movimiento y que ahora necesito moverme.

Nada más que eso, un camino. Lento, como para que dé tiempo a vivir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La segona opció, Sudamérica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nada más que un camino.

  1. esagamba dijo:

    Gabardina? Nena, que allà estiu!
    Ja n’hi hauran de millors, promised.

  2. Inma dijo:

    Churriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiito mío,
    Aquesta foto no, aquesta foto no, estàs més maco amb la gabardina 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s